Skip to content

Vivencias del Hecho Crístico en la Montaña

mayo 13, 2010

Testimonio del Cuerpo de Bautizados y Santiago Quinta Región Costa

¿Por qué y para qué nos Salvó Cristo?, ¿Hemos asimilado realmente el portento espiritual del Hecho Crístico?, ¿Tenemos el nivel de fe para este portento?

Las Respuestas a estas interrogantes son las que guiaron este testimonio.

Al Tratar de entender el por qué y para qué Cristo nos Salvo, debemos saber que el Gran Amor del Padre lo hace encomendar a  su Hijo el Cristo para esta tarea, ya que Él es  el único que podia Ejecutar el Plan de Salvación.

El Padre, conciente del sacrificio que significaba que encarnara Su hijo es un hombre, le PIDE de igual forma que lo Haga, Todo por el amor a Su Creación. Sabía que él era esa la única forma de poder salvar al Hombre, sin ese acto de amor  seguiríamos siendo esclavos de la muerte y el Espíritu seguiría aprisionado, como lo era antes del Hecho Crístico.

Cristo vino para liberarnos y activar el Espíritu de Dios como guía, ese espíritu que todos poseemos, que contiene claves para retornar al Padre, es Cristo quien abre los Cielos Creando un canal hacia el Padre, dándonos un sentido de vida.

Gracias a la liberación y al discernimiento que cada uno logra por este Hecho, es que podemos escoger vivir en la Luz, como opción de amor, obediencia y gratitud eterna A nuestro Salvador y Redentor Jesuscristo.

Si Cristo no nos hubiese amado tanto como su padre, y no hubiese aceptado ni obedecido al Plan de Salvación,  seguiríamos esclavos de la muerte. Gracias al infinito Amor de Cristo El Plan del Padre pudo REALIZARSE y por ello contamos con la Nueva Ley: La Resurrección.

Estos hechos son trascendentes en nuestra vida terrenal, aumentan nuestro sentido de responsabilidad y nos dan cuenta que la sola teoría no basta, necesitamos vivir la grandeza de nuestro espíritu.

Al valorar la libertad del espíritu que nos vive y Asumir su Gran Poder en conciencia, aceptamos el desafío de luchar diariamente, para que nuestra fe se fortalezca RECONOCIENDO el gran acto de amor de Nuestro Señor Jesuscristo.

Pongamos en acción al Cristo, es decir, demos testimonio del Hecho Crístico para que todo lo acontecido no sea en vano y conducir un PODAMOS muchos un umbral este de Luz y de Verdad.

Montaña, Febrero 02 de 2010

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: