Skip to content

Retiro Espiritual… Testimonios

mayo 13, 2010

La Montaña sagrada es nuestro Templo… hacemos retiros espirituales cada cierto tiempo, para no equivocar la senda, para recibir indicaciones emanadas de nuestro Dios y Gobernante, Cristo Jesús…

No se puede comprender algo que no se vive, pero intentamos transmitir nuestras vivencias, además les invitamos a adentrarse en el misterio de nuestra Montaña, en la pagina I Ching en Chile… La Montaña

VIVENCIAS

Testimonio: Hna. Verónica Díaz

Vivir la Montaña es una experiencia donde siempre hay un gran crecimiento espiritual, pero también bajas de ella siendo una persona nueva.  Es como si todos tus sentidos se nutrieran de su sabiduría ancestral.
La reunión que tuvimos en esa montaña fue especial, porque fue un llamado a conocer nuestros orígenes, nuestra esencia. Vivir el gozo del reconocimiento como siembra fue maravillosa.
Subí abierta al conocimiento y las revelaciones, y bajé llamada a seguir avanzando, con claridades del “sentido” de esta Siembra; y sabiendo más que nunca que éste es mi lugar…

Testimonio: Hna Killen

Sentir a Cristo en cada lugar de la montaña. Su luz incandescente nos fortalece, nos alimenta el espíritu. El comprender nuestro camino, cada paso con ese orden que Cristo nos enseña es vital.

Es impresionante la cantidad de claridades que me han llegado. Todo se va armando, comprendiendo vivencias, sueños, lecturas van encajando recién y formando las bases de este camino. Al principio hay inocencia, luego vivírselo es la conciencia y hacerlo la obediencia.

Lo primero y más importantes es vivirse el bautismo, esta calidad en la que nos encontramos, interiorizar esta primera etapa en plena conciencia.

Es tan simple, es claro y muy ordenado. Nunca antes lo había comprendido.

Somos hijos de Dios, al nacer de nuevo despertamos el Espíritu y como somos concientes ahora vivimos para que a través de JesúsCristo podamos conocer y llegar a la voluntad del padre.

En el bautismo están los cimientos para que nuestra consagración sea sólida, Escucho, Aprendo, hago todo bien, no dejo nada afuera, cumplo con mis deberes al pie de la letra tal como Cristo nos ha indicado.  OBEDIENCIA.

La contemplación y oración como primera herramienta en el altar en Humildad, con respeto, con amor, con Fe.

Perdón y Arrepentimiento, en conciencia y acto  liberatorio.

Potenciar Las virtudes, que sea lo positivo, la luz lo que nos viva.

La alimentación profunda y claridad que hay tras las lecturas de los documentos. Esto es muy necesario no solo leer si no que discernir y reescribir las comprensiones. Leer con y en Espíritu. Aquí esta todo. Y ES QUE LO TENEMOS TODO PARA AVANZAR.

El sentido de la Ofrenda, lo importante que es para poder vivir en el mundo, ya que al entregarnos a Cristo olvidamos nuestro libre albedrío, dejamos que sea solo Él quien nos guíe, y así vamos a poder avanzar.

Ya que como somos sus hijos y potenciales agentes, el tiempo, el espacio, la nutrición y gracia estarán siempre presentes. Nada debemos temer, nada debemos querer, solo debemos escucharlo y por supuesto obedecerle.

¿Y cómo?

La forma es infinita, ya que como JesúsCristo nos ama y está vivo se comunica con nosotros de cualquier forma.

Lo importante es siempre estar atentos a vivir en su Ley.

Y ser el testimonio vivo de su luz, por ello dar testimonio nos fortalece, nos alimenta.

Preparándonos para el nuevo orden, en estos momentos en que el mundo se esta agitando a pasos avanzados. Nuestra siembra  necesita aún mas activarse en pos de la Solidaridad:

Poner por obra la Fe en Dios.

Hacer lo que Dios designa y no lo que uno cree.

Trabajar con Amor y Humildad.

Usar correctamente los dones.

Infinito es el Amor de Cristo que todo “nuestro pequeño mundo” es insignificante, porque nada es nuestro, somos Sacerdotes en formación.

El desapego del mundo, es la verdad para cumplir con nuestra Índole.

Estar en el mundo es para dar luces de la verdad más maravillosa que es JesúsCristo. Y su próxima venida.

Potenciando y viviendo las 8 virtudes.

Testimonio: Hna. Onésima .

En la montaña me siento transportada al cielo cerca de CRISTO, SIN QUE YO HAGA NADA, SU PRESENCIA Y SU PERFUME están ahí, no estoy sola, no tengo que encerrarme para orar.

Toda la montaña es un ALTAR.

Testimonio: María Angélica Nieto.

Me costó salir, gracias a la ayuda pedida a Cristo en ese momento y a
mis hermanas de cuerpo, llegué tranquila porque le doblé la mano al
sueño tenido con anterioridad al viaje, donde me pedían que no subiera a la
montaña porque algo malo pasaría… y no fue así. Sentí mucha felicidad
porque fui recibida y acogida nuevamente por ese gran ALGARROBO, que
es nuestra casa en donde compartimos sabiduría y vivencias de otros
cuerpos de nuestra Comunidad Espiritual. Toda la enseñanza dejada por
los Cuerpos mayores fue muy beneficiosa en cuanto a experiencia de
vida Espiritual, que servirá de ejemplo para  mi camino Espiritual.
La estadía en la montaña es siempre distinta. Llegué, y fue como si la
casa me esperara, las carpas lista para ocuparlas, todo dispuesto,
claro gracias a las personas encargadas que se portaron a la altura de
la casa.
Fue todo diferente, no hubo estudio sino experiencias, los
inolvidables momentos de Oración en el Círculo, donde la gran luna fue
testigo de la entrega Espiritual y misticidad de todos nuestros
hermanos, tanto al atardecer como en la madrugada, no importaba el
frío ni el sueño, ahí estábamos orando con  Cristo a nuestro Padre.
La llegada al mundo fue chocante por decir lo menos, me dí cuenta la
diferencia que existe entre la montaña y el mundo, hasta el aire es
diferente. Se extraña mucho… el imponente Algarrobo que cada vez nos
acoge, esa gran montaña que es sorprendente y misteriosa que hace todo
diferente.

Testimonio:Hno. Iván Rodríguez

Durante las meditaciones me di cuenta de algo que antes nunca había vislumbrado:

Éramos más de 30 personas cantando los mantram y la única forma para que el resultado fuera un solo canto fue el escucharnos mientras lo hacíamos, escucharnos y adaptar nuestros ritmos, respiraciones y tonos. Dejar atrás el ego, el personalismo y con amor respetarse y escuchar, sentir al resto, respetar mutuamente nuestros ritmos hasta aunarnos en nuestra tarea espiritual, para que el canto saliera como si fuera de un cuerpo, ¡un cuerpo de más de 30 personas!

Sin duda es una lección de cómo debemos funcionar como cuerpo, con amor, con respeto, con tolerancia y avanzar a un ritmo y frecuencia única en nuestra labor espiritual, todos unidos, como si fuéramos uno solo, en Cristo.

Testimonio: Hna. Rosita Murillo

Al bajar de la montaña y volver al mundo, me doy cuenta de lo maravilloso que es este camino, un camino de sabiduría, de entrega, de amor pleno a Dios. Este Dios Vivo, que nos habla, nos guía y nos protege. Hoy tomo conciencia plena de lo que Dios realmente nos pide. Esto me da un poco de temor, pues  mi alma está llena de  emociones, afectos y sensaciones que me han sido difícil de combatir, pero en eso estoy, porque me vive la verdad, y la verdad me hará libre. Se que en este mundo todo está programado al revés de lo espiritual, por eso se siente difícil, más confío en las armas de la consagración, porque se que Cristo todo lo ha dispuesto para reprogramarnos… está es mi opción, seguir en este sendero que Cristo nos ha señalado, siguiendo solamente la Luz que emana de quien es Luz.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: