Skip to content

El Aborto

junio 7, 2012

La contingencia política pone nuevamente la discusión sobre la posibilidad de debatir sobre “El Aborto”, y finalmente lo que hace noticia son los dichos entre uno y otro bando que se siente con derechos para decidir si se puede o no tratar este tema a nivel país. Todo queda ahí, en los “dichos” sin advertir la importancia de la reflexión que nos puede abrir  a una nueva conciencia.

Lo que hay detrás de este tema es una reflexión sobre la Vida y la Muerte, y cómo  nos relacionamos con esta Ley de existencia, que es insoslayable, y que conocemos desde nuestros inicios.

La vida para nosotros como consagrados a Cristo, es la expresión máxima del poder de Dios en este mundo, que guarda, en sí  misma, la esencia pura del origen divino en el hombre: El Espíritu.

Sí, somos cuerpo, alma, pero también Espíritu, y en éste radica nuestra naturaleza divina.

Desde esta verdad, es nuestro deber dar a conocer que el derecho a la Vida es Ley de Dios  “matar es mácula que condicionará gravemente el fruto de su vida, y que toda causa tiene y tendrá, irremediablemente, su propio efecto”. Esta ley, es para todos y apertura una nueva conciencia para el Hombre que lo libera de las mentiras que este mundo material pone frente a él desde sus necesidades y deseos.

Si Dios nos dio mente, alma y espíritu, ¿Qué nos lleva entonces a caer en la ignorancia expresada en la falta de reflexión personal?, pues se absorben los discursos políticos como la “verdad”, sin reconocer cuál es la Verdad que habita en el propio hombre.

Si nos ponemos de frente a preguntas tales como: ¿Qué significa Aborto?, ¿Qué hace el Estado y todos los ciudadanos, para prever, evitar y sostener a los seres nacidos de embarazos delicados, y diversos en su naturaleza?, ¿Qué grado de formación, información y preparación poseen nuestros jóvenes para evitar y enfrentar situaciones que derivan en casos excepcionales?, ¿Qué sostén reciben los hijos nacidos en realidades diversas, difíciles y extremas?, ¿Estamos, como sociedad, aptos y preparados para recibir a un hijo de madre fallecida, procurando el Estado su salvaguarda y apoyo, en modo que ni éste hijo, ni los otros, si los hubiera, queden sin protección y cuenten con el máximo de apoyo del colectivo?, ¿Quién decide quién vive y quién muere? ¿Por qué la mujer tendría más derecho a la vida que el hijo?

Todas estas preguntas, y muchas mas que surjan de este discernimiento, nos podrán llevar a reconocer cuál es la verdad que me vive, ¿la de Dios o la de este Mundo?

 Cuerpo de Bautizados de Santiago

Para profundizar más ir a: http://www.leydejesuscristo.com/?tag=aborto

Anuncios

Vivencias del Hecho Crístico en la Montaña

mayo 13, 2010

Testimonio del Cuerpo de Bautizados y Santiago Quinta Región Costa

¿Por qué y para qué nos Salvó Cristo?, ¿Hemos asimilado realmente el portento espiritual del Hecho Crístico?, ¿Tenemos el nivel de fe para este portento?

Las Respuestas a estas interrogantes son las que guiaron este testimonio.

Al Tratar de entender el por qué y para qué Cristo nos Salvo, debemos saber que el Gran Amor del Padre lo hace encomendar a  su Hijo el Cristo para esta tarea, ya que Él es  el único que podia Ejecutar el Plan de Salvación.

El Padre, conciente del sacrificio que significaba que encarnara Su hijo es un hombre, le PIDE de igual forma que lo Haga, Todo por el amor a Su Creación. Sabía que él era esa la única forma de poder salvar al Hombre, sin ese acto de amor  seguiríamos siendo esclavos de la muerte y el Espíritu seguiría aprisionado, como lo era antes del Hecho Crístico.

Cristo vino para liberarnos y activar el Espíritu de Dios como guía, ese espíritu que todos poseemos, que contiene claves para retornar al Padre, es Cristo quien abre los Cielos Creando un canal hacia el Padre, dándonos un sentido de vida.

Gracias a la liberación y al discernimiento que cada uno logra por este Hecho, es que podemos escoger vivir en la Luz, como opción de amor, obediencia y gratitud eterna A nuestro Salvador y Redentor Jesuscristo.

Si Cristo no nos hubiese amado tanto como su padre, y no hubiese aceptado ni obedecido al Plan de Salvación,  seguiríamos esclavos de la muerte. Gracias al infinito Amor de Cristo El Plan del Padre pudo REALIZARSE y por ello contamos con la Nueva Ley: La Resurrección.

Estos hechos son trascendentes en nuestra vida terrenal, aumentan nuestro sentido de responsabilidad y nos dan cuenta que la sola teoría no basta, necesitamos vivir la grandeza de nuestro espíritu.

Al valorar la libertad del espíritu que nos vive y Asumir su Gran Poder en conciencia, aceptamos el desafío de luchar diariamente, para que nuestra fe se fortalezca RECONOCIENDO el gran acto de amor de Nuestro Señor Jesuscristo.

Pongamos en acción al Cristo, es decir, demos testimonio del Hecho Crístico para que todo lo acontecido no sea en vano y conducir un PODAMOS muchos un umbral este de Luz y de Verdad.

Montaña, Febrero 02 de 2010

Un hecho imposible de olvidar

mayo 13, 2010

Conocemos la historia de la expulsión de Lucifer del Reino, sabemos  que desobedeció al Padre y por ello fue relegado a Mundos materiales, pero, ¿tenemos claro cómo esto nos llega a cada uno de nosotros?

Fuimos expulsados del Reino Celestial por el Padre, para habitar Mundos inferiores, gobernados por las Tinieblas. No sin que Él tuviera un Plan para permitirnos volver a su lado.

No es menor el amor que despliega el Padre para con nosotros, envía al Hijo Dios, Cristo, a vivir y morir como Hombre para nuestra salvación. Sí, la venida de Cristo forma parte de ese Plan; es Cristo, en los tres días de su muerte, y los cuarenta luego de su resurrección, que nos permite un Salto espiritual imposible de alcanzar de otra manera. Sólo la Gracia recibida en ese Hecho nos abre la posibilidad de volver a estar en la Luz del Reino.

Cristo encarna en Jesús y vive como hombre, para pasar por la muerte y así poder arrebatar a Lucifer las llaves de ésta y permitirnos ascender al Padre. Derrota los Infiernos, Cierra los abismos; transformando la Muerte. Permite que retorne el Espíritu Original del Hombre. Apertura los Cielos, permitiendo la Gracia del Magisterio del Espíritu Santo. Nos permite acceder a la inmortalidad y a la Vida Eterna. Todo esto lo hace en Obediencia al Plan de Salvación.

Hoy, por este Hecho podemos retornar al Reino, pero la clave está en la Conciencia y Obediencia.

¿De qué debo tener Conciencia, a qué debo ser Obediente?… estas son preguntas que nacen naturalmente frente a este Hecho.

Debo ser Conciente de mi condición espiritual, de mi elección de vida; y con ello Obediente a la Guía y conducción de Cristo hacia la Voluntad de Padre. Titánica tarea si lo dejamos fuera, que como Dios y Salvador nos permite recorrer un camino iluminado. Porque Él es el Camino para llegar al Padre; y a nuestra Madre que enseña, el Magisterio del Espíritu Santo, que nos revela los misterios del Reino.

Hoy la invitación es a poner nuestras vidas bajo la Luz de nuestro Guía Celestial, Cristo; y mirar… ¿Qué me muestra?, ¿Qué he hecho con este regalo que no merezco ni he trabajado para ello, cuan Gracia de Salvación? ¿A qué me compromete?

La Consagración da respuestas a estas interrogantes y nos ofrece un camino de herramientas concretas para responder a esta Gracia del Padre. Si ya por Cristo soy salva, ¿Cómo respondo ante este regalo de Amor?

Hna Verónica Díaz, Consagrada Ofrendante

Abril, 2010

Retiro Espiritual… Testimonios

mayo 13, 2010

La Montaña sagrada es nuestro Templo… hacemos retiros espirituales cada cierto tiempo, para no equivocar la senda, para recibir indicaciones emanadas de nuestro Dios y Gobernante, Cristo Jesús…

No se puede comprender algo que no se vive, pero intentamos transmitir nuestras vivencias, además les invitamos a adentrarse en el misterio de nuestra Montaña, en la pagina I Ching en Chile… La Montaña

VIVENCIAS

Testimonio: Hna. Verónica Díaz

Vivir la Montaña es una experiencia donde siempre hay un gran crecimiento espiritual, pero también bajas de ella siendo una persona nueva.  Es como si todos tus sentidos se nutrieran de su sabiduría ancestral.
La reunión que tuvimos en esa montaña fue especial, porque fue un llamado a conocer nuestros orígenes, nuestra esencia. Vivir el gozo del reconocimiento como siembra fue maravillosa.
Subí abierta al conocimiento y las revelaciones, y bajé llamada a seguir avanzando, con claridades del “sentido” de esta Siembra; y sabiendo más que nunca que éste es mi lugar…

Testimonio: Hna Killen

Sentir a Cristo en cada lugar de la montaña. Su luz incandescente nos fortalece, nos alimenta el espíritu. El comprender nuestro camino, cada paso con ese orden que Cristo nos enseña es vital.

Es impresionante la cantidad de claridades que me han llegado. Todo se va armando, comprendiendo vivencias, sueños, lecturas van encajando recién y formando las bases de este camino. Al principio hay inocencia, luego vivírselo es la conciencia y hacerlo la obediencia.

Lo primero y más importantes es vivirse el bautismo, esta calidad en la que nos encontramos, interiorizar esta primera etapa en plena conciencia.

Es tan simple, es claro y muy ordenado. Nunca antes lo había comprendido.

Somos hijos de Dios, al nacer de nuevo despertamos el Espíritu y como somos concientes ahora vivimos para que a través de JesúsCristo podamos conocer y llegar a la voluntad del padre.

En el bautismo están los cimientos para que nuestra consagración sea sólida, Escucho, Aprendo, hago todo bien, no dejo nada afuera, cumplo con mis deberes al pie de la letra tal como Cristo nos ha indicado.  OBEDIENCIA.

La contemplación y oración como primera herramienta en el altar en Humildad, con respeto, con amor, con Fe.

Perdón y Arrepentimiento, en conciencia y acto  liberatorio.

Potenciar Las virtudes, que sea lo positivo, la luz lo que nos viva.

La alimentación profunda y claridad que hay tras las lecturas de los documentos. Esto es muy necesario no solo leer si no que discernir y reescribir las comprensiones. Leer con y en Espíritu. Aquí esta todo. Y ES QUE LO TENEMOS TODO PARA AVANZAR.

El sentido de la Ofrenda, lo importante que es para poder vivir en el mundo, ya que al entregarnos a Cristo olvidamos nuestro libre albedrío, dejamos que sea solo Él quien nos guíe, y así vamos a poder avanzar.

Ya que como somos sus hijos y potenciales agentes, el tiempo, el espacio, la nutrición y gracia estarán siempre presentes. Nada debemos temer, nada debemos querer, solo debemos escucharlo y por supuesto obedecerle.

¿Y cómo?

La forma es infinita, ya que como JesúsCristo nos ama y está vivo se comunica con nosotros de cualquier forma.

Lo importante es siempre estar atentos a vivir en su Ley.

Y ser el testimonio vivo de su luz, por ello dar testimonio nos fortalece, nos alimenta.

Preparándonos para el nuevo orden, en estos momentos en que el mundo se esta agitando a pasos avanzados. Nuestra siembra  necesita aún mas activarse en pos de la Solidaridad:

Poner por obra la Fe en Dios.

Hacer lo que Dios designa y no lo que uno cree.

Trabajar con Amor y Humildad.

Usar correctamente los dones.

Infinito es el Amor de Cristo que todo “nuestro pequeño mundo” es insignificante, porque nada es nuestro, somos Sacerdotes en formación.

El desapego del mundo, es la verdad para cumplir con nuestra Índole.

Estar en el mundo es para dar luces de la verdad más maravillosa que es JesúsCristo. Y su próxima venida.

Potenciando y viviendo las 8 virtudes.

Testimonio: Hna. Onésima .

En la montaña me siento transportada al cielo cerca de CRISTO, SIN QUE YO HAGA NADA, SU PRESENCIA Y SU PERFUME están ahí, no estoy sola, no tengo que encerrarme para orar.

Toda la montaña es un ALTAR.

Testimonio: María Angélica Nieto.

Me costó salir, gracias a la ayuda pedida a Cristo en ese momento y a
mis hermanas de cuerpo, llegué tranquila porque le doblé la mano al
sueño tenido con anterioridad al viaje, donde me pedían que no subiera a la
montaña porque algo malo pasaría… y no fue así. Sentí mucha felicidad
porque fui recibida y acogida nuevamente por ese gran ALGARROBO, que
es nuestra casa en donde compartimos sabiduría y vivencias de otros
cuerpos de nuestra Comunidad Espiritual. Toda la enseñanza dejada por
los Cuerpos mayores fue muy beneficiosa en cuanto a experiencia de
vida Espiritual, que servirá de ejemplo para  mi camino Espiritual.
La estadía en la montaña es siempre distinta. Llegué, y fue como si la
casa me esperara, las carpas lista para ocuparlas, todo dispuesto,
claro gracias a las personas encargadas que se portaron a la altura de
la casa.
Fue todo diferente, no hubo estudio sino experiencias, los
inolvidables momentos de Oración en el Círculo, donde la gran luna fue
testigo de la entrega Espiritual y misticidad de todos nuestros
hermanos, tanto al atardecer como en la madrugada, no importaba el
frío ni el sueño, ahí estábamos orando con  Cristo a nuestro Padre.
La llegada al mundo fue chocante por decir lo menos, me dí cuenta la
diferencia que existe entre la montaña y el mundo, hasta el aire es
diferente. Se extraña mucho… el imponente Algarrobo que cada vez nos
acoge, esa gran montaña que es sorprendente y misteriosa que hace todo
diferente.

Testimonio:Hno. Iván Rodríguez

Durante las meditaciones me di cuenta de algo que antes nunca había vislumbrado:

Éramos más de 30 personas cantando los mantram y la única forma para que el resultado fuera un solo canto fue el escucharnos mientras lo hacíamos, escucharnos y adaptar nuestros ritmos, respiraciones y tonos. Dejar atrás el ego, el personalismo y con amor respetarse y escuchar, sentir al resto, respetar mutuamente nuestros ritmos hasta aunarnos en nuestra tarea espiritual, para que el canto saliera como si fuera de un cuerpo, ¡un cuerpo de más de 30 personas!

Sin duda es una lección de cómo debemos funcionar como cuerpo, con amor, con respeto, con tolerancia y avanzar a un ritmo y frecuencia única en nuestra labor espiritual, todos unidos, como si fuéramos uno solo, en Cristo.

Testimonio: Hna. Rosita Murillo

Al bajar de la montaña y volver al mundo, me doy cuenta de lo maravilloso que es este camino, un camino de sabiduría, de entrega, de amor pleno a Dios. Este Dios Vivo, que nos habla, nos guía y nos protege. Hoy tomo conciencia plena de lo que Dios realmente nos pide. Esto me da un poco de temor, pues  mi alma está llena de  emociones, afectos y sensaciones que me han sido difícil de combatir, pero en eso estoy, porque me vive la verdad, y la verdad me hará libre. Se que en este mundo todo está programado al revés de lo espiritual, por eso se siente difícil, más confío en las armas de la consagración, porque se que Cristo todo lo ha dispuesto para reprogramarnos… está es mi opción, seguir en este sendero que Cristo nos ha señalado, siguiendo solamente la Luz que emana de quien es Luz.

¿De qué nos alimentamos?

mayo 13, 2010

En un día cualquiera me encontraba trabajando la virtud de la Solidaridad, con meditación y oración, cuando el Libro Tao Crístico cayó en mis manos y leo lo que se presenta frente a mis ojos.

“El Tao genera la vida,

la Virtud la nutre,

la materia es la forma,

la energía es el contenido

(una puede ser imperfecta

la otra siempre perfecta)”

Ante lo hermoso y trascendental que ahí aparecía, sentí la necesidad de mantrarlo, y fue así como termine preguntándome ¿de que me estoy alimentando?

Estoy compuesta de dos energías, ambas con una larga trayectoria en sus vidas. Ambas creación Divina. El Espíritu energía incorruptible, poseedora de la Verdad, Conciencia dada por la Madre Sabiduría, Conocedora de las cosas de Dios, que tiene como Misión rescatar a esta Alma y conducirla hacia la Luz, para que juntas Ejecuten la Obra dada por El Padre dentro del Gran Plan Global. Este Ser se alimenta de Amor, Humildad, Paz, Misericordia, Justicia… ¿Cuantos de estos alimentos le estoy proporcionando al día para que se nutra y tenga la fortaleza que requiere para conquistar el Alma?

El Alma, cuando es oscura, cuando aún no está divinizada por el Espíritu, cuando no se ha expresado en su esencia de luz… es energía menor, poseedora de los Deseos y Bajas Pasiones, con sed de conocimientos, que sabe mentir, sabe manipular, que sabe esconderse en el autoengaño, que sabe como ser feliz y hacer feliz a otros en este mundo, poseedora de la verdad ilusión.

Me vuelvo hacer la pregunta ¿de que me estoy alimentando? Si una se alimenta de las Virtudes y la otra de las Anti-virtudes, concluyo que somos especialistas en alimentar nuestras Almas, porque así fuimos formados… pero al transitar por la senda de la Consagración y recibir por dádiva de Cristo tantas armas para alimentar el Espíritu, no cane más que dar gracias por haber sido llamada a esta senda y tener tanto alimento disponible para que el Espíritu crezca, se consolide y gobierne…

Hoy puedo señalar que existe una gran cautela de mi parte, para no ingerir alimentos que fortalezcan mi alma, en la comprensión que, si la Alimentación que le voy colocando a mi Caldero es buena, llegará el momento en que mi alma sólo recibirá nutrición desde el Espíritu.

Como sabemos el desayuno es el alimento más importante del hombre, el que le proporciona la energía para enfrentar el día, he iniciado la alimentación de mi Espíritu con Oración y Meditación en la madrugada, entregando “el mejor desayuno para nuestro Espíritu”, comenzando cada día, de la Mano de Nuestro Guía y Conductor Personal, El Cristo Vivo.

Hna. Pamela Farías

Cuerpo de Consagrados Bautizados Santiago y V Costa.-

Al inicio del Camino espiritual…

mayo 13, 2010

Antes de entrar en la Consagración muchas veces mi espíritu se inquietaba frente a la falta de desarrollo que yo le brindaba, es como si tuviera hambre y me pedía alimento, pero no cualquiera.

A través de la sabiduría del I Ching mi espíritu me señaló cuál era el camino por donde él quería alimentarse, así llegue a la Consagración en Cristo.

Durante este tiempo de Consagrada, he aprendido a hacerme cargo de mi espíritu, es decir: reconocerlo, darle un espacio, aprender a escucharlo y alimentarlo. Paulatinamente me he dado cuenta que sin entender mentalmente, me va señalando claridades que me orientan y guían en un Camino que es diferente a cualquier otro porque implica un grado de compromiso con el espíritu que Cristo restauró en nosotros tras su Primera Venida, y es el canal de comunicación con Él y el Reino.

Esta Gracia se manifiesta a través de la relación personal que establecemos con Cristo, quien nos guía en este Camino espiritual.

Resulta ser tan generoso que, respetando la libertad de cada espíritu, nos entrega las claves para acoger y entender espiritualmente aquello que espera de cada uno de nosotros.

Increíble pero cierto, porque el Cristo no pierde Su tiempo y, en un acto como éste, aprendemos a escuchar Su Voz. En este ejercicio espiritual se revela la sabiduría con su infinita generosidad y nos ubica en una condición de amor y verdad.

El discernimiento aporta la quietud de la mente y los sentimientos, porque comprendemos y vemos desde una realidad diferente, una realidad a la que no estamos habituados, nos revela una Verdad inmutable. A través de esta toma de conciencia nos aquietamos y reconocemos en nuestra real condición.

Al aquietarnos podemos reconocer nuestros errores, manifestándose en nosotros un estado de verdad y humildad necesarios para acceder a la sabiduría que nos entrega el Espíritu Santo.

El discernimiento es una práctica que encierra el misterio de la purificación, ya que nos acerca al Arrepentimiento y Perdón. Es fascinante ver como Cristo y su Reino nos acercan por distintas formas a los mismos principios espirituales, todo es coherente y con sentido.

La falta de conciencia y revelación espiritual, son una gran manifestación de la falta de discernimiento que abunda en nuestro tiempo, y es la responsable de tanta desorientación espiritual. Cuando sentimos la confusión, el desorden, el caos en nuestro interior, podemos reconocer que no estamos discerniendo y por eso nos perdemos en las tribulaciones del alma y la mente. Caso contrario, podemos llegar a ser presa fácil del gobierno del alma sobre el espíritu.

El discernimiento transforma y libera, porque es el Magisterio del Espíritu Santo el que enseña y entrega. Sólo nos debemos disponer humildemente, avanzar ‑

obedientemente en el Camino de la Consagración, aprender a escuchar al espíritu que nos vive… y así él podrá actuar a través de nosotros.

Hna. Andrea Palacios G

Bautizada Ofrendante

PRESENTACIÓN

mayo 11, 2010

Se ha abierto una Dispensación de Paz,  es decir, un ordenamiento  que viene desde el Reino de Dios. Su objetivo es  preparar  la próxima generación y avisar la Segunda Venida de Jesús Cristo.

Para prepararnos debidamente a estos acontecimientos espirituales, la  Ley de Cristo se ha restablecido, para que las prácticas de Fe se apliquen en conciencia según los objetivos de Dios y no según los objetivos de los Hombres.

En el  contenido de la Ley, Cristo establece que hay mandamientos que todo hombre debe acatar, vivenciar y llevar a su Espíritu. Para ello, lo único que se necesita es Fe y disposición para ser transformados. Cristo nos pide difundir esta buena nueva, su orden y su Ley.

Nosotros  somos pioneros, porque hemos sido  Bautizados según lo ordena Cristo: en conciencia, en obediencia,  con arrepentimiento, con perdón, con propósitos de superación, con  vivencias que nos construyen  y forman.

Acudimos a la oración para relacionarnos con CristoJesús diariamente y lograr la quietud y paz que nos permitirán avanzar en la consagración y estamos hermanados en el Espíritu por un sello perenne, por nuestra pertenencia a quien conduce a la verdad y la vida: Cristo Dios.

Pretendemos irradiar y exponer nuestras experiencias, dando a conocer la importancia espiritual de esta intervención. Queremos difundir lo que vivimos para que todo ser espiritual sienta este portento en su corazón y viva la revelación de este hecho.

¡Oremos para que te permitas conocer esta verdad Espiritual!